Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Iglesia Mudéjar

Ayuntamiento de Ardales  • ayuntamiento@ardales.es  • 952 458 087

Ayuntamiento de Ardales

Ayuntamiento de Ardales
Ayuntamiento de Ardales  • ayuntamiento@ardales.es  • 952 458 087

Iglesia Mudéjar

Los estudios más fiables aseguran que "fue edificada por el Señor de la Villa Don Juan Alfonso Ramírez de Guzmán en 1389 sobre una mezquita" (Madoz 1845). Evidentemente "su interior está lleno de detalles de indudable origen musulmán, tratándose de una de las más antiguas iglesias mudéjares de Málaga" (Aguilar 1984).

Estamos ante uno de los edificios religiosos más interesantes de la Edad Media malagueña, construido entre los muros de la antigua mezquita y adosado a la puerta de la justicia del castillo. Su amplia nave central, levantada a base de pilares de ladrillos que soportan arcos de herradura apuntados, está coronada por un impresionante artesonado mudéjar. Una armadura de madera, que se reparte en tramos cuadrados, de trecho en trecho. Son lazos de cuatro formando crucetas, aspas o estrellas, realizados con madera de dos colores. Los detalles de las vigas decoradas atraen la atención del visitante, que comprueba la gran influencia musulmana del conjunto.

En 1723 se añadieron la fachada barroca y el campanario, realizados por el arquitecto sevillano Matías de Figueroa.
El interior del templo conserva la imagen de la Virgen de Villaverde, patrona de Ardales (8 Sptiembre), diminuta talla polícroma del barroco sevillano, así como la talla de un crucificado: Cristo de la Sangre que se procesiona junto a la imagen de la Virgen de los Dolores. A los pies del Cristo una lápida sepulcral, fechada en 1748, con el escudo de los Salcedo, relata la vida azarosa de un clérigo que sobrevivió a un naufragio y posteriormente volcó su voluntad en la iglesia.

Otros elementos de interés son las tallas policromadas de San José, San Isidro (patrón de la Villa-15 Mayo) y Divina Pastora.

En sus paredes cuelgan numerosos lienzos dedicados a la vida de Jesús, realizados por los frailes del convento.