Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Exposiciones

Ayuntamiento de Ardales  • ayuntamiento@ardales.es  • 952 458 087

Ayuntamiento de Ardales

Ayuntamiento de Ardales
Ayuntamiento de Ardales  • ayuntamiento@ardales.es  • 952 458 087

Exposiciones

EXPOSICIÓN DE PINTURA
PINTORAS DE ARDALES

EXPONEN:

  • NATIVIDAD BERROCAL
  • Mª ANTONIA BRAVO
  • ARACELI DURÁN
  • Mª ÁNGELES IZQUIERDO
  • ROCÍO BRAVO MENA
  • ROCÍO BRAVO TRUJILLO
  • ISABEL Mª SÁNCHEZ
  • CARMEN BERROCAL
  • MARÍA VIRUEL
  • ANTONIA ARJONA
  • Mª CARMEN VILLACAÑAS

ORGANIZA: TALLER DE PINTURA

PATROCINA: AYUNTAMIENTO DE ARDALES

VI Certamen de Pintura al Aire Libre 2010

  • VI Certamen de Pintura al Aire Libre. Paisajes Urbanos de Ardales 13 de Junio 2010

 Exposición Mª Ángeles Vera y Francisco Martín

El viernes, 16 se abril del 2010, se inaugura la exposición de Mª Ángeles Vera y Francisco Martín, dos pintores ardaleños. 

Pueden ver las fotos en el Facebook del Ayuntamiento de Ardales

Con la exposición de Pablo Gallardo se inicia la Semana de la Mujer. 

V Certamen de Pintura Rápida al Aire Libre "Villa de Ardales"

Ayer domingo, 11 de mayo se celebró el quinto certamen de pintura al aire libre de Ardales. El tema de este año eran paisajes urbanos o lugares que reflejaran el contorno de la localidad.

La participación de artistas ha sido en este caso numerosa, pasando de la veintena de participantes de la localidad y fuera de ella.

El primer premio que fue otorgado a D. Antonio Cantero Taper ascendía a la cantidad de 1400 €. Su cuadro recogía el puente romano de La Molina y construcciones anejas. Asimismo los patrocinadores de los premios juveniles e infantiles, “Apartamento Ardales y Restaurante El Mirador” dotaron éstos con un premio en metálico y un regalo en material de pintura para todos los asistentes.

Roma en el Guadalteba 2-3-09

El Centro Cultural "Villa de Ardales" acoge hasta el próximo día 8 de marzo la exposición “Roma y la agricultura en el Guadalteba”. La muestra se centra en la vida en el campo en época romana en la Comarca del Guadalteba. Cuando nos referimos a esta cultura no queremos mostrar elementos extraños o ajenos a nosotros; sino a la civilización donde surge nuestro idioma, el ordenamiento jurídico y las leyes, nuestras grandes ciudades y nuestra ciencia.

La cultura romana en nuestra comarca fue, como no podía ser menos, muy fructífera en logros y avances técnicos aunque tampoco le fue fácil su conquista. Si Roma dominó en quince años toda la Galia, actual Francia, en la Península Ibérica lo hará en doscientos cincuenta.

La exposición acerca este momento de nuestra historia y enfatiza la importancia de nuestro campo y sus ciudades en la vida cotidiana. Podremos observar de cerca cómo la moneda se implanta definitivamente en la vida rustica para ya no desaparecer, el surgimiento de ciudades como signo de los nuevos tiempos y a la figura del emperador, tan divinizada que hasta ciudadanos de Sabora viajan a Roma para pedir permiso y trasladar su ciudad hace dos mil años.

Nos acercaremos a lo que el paso del tiempo ha dejado y los historiadores estudiamos: sus cerámicas de cocina, cuencos, platos, boles; sus arados y útiles de labranza, sus lucernas o candiles, hebillas de cinturón y broches para el ropaje. Las sepulturas y esculturas de sus dioses, las ánforas para transportar el aceite y el nombre escrito sobre piedra de quienes detentaron el poder. Nombres para la eternidad.

Conoceremos de cerca cómo surgen las ciudades y se conquista el medio físico, la evolución de la propiedad de la tierra o el concepto del más allá tras la muerte. Nos acercaremos a nuestra historia y a saber cómo fuimos y vivíamos en la comarca del Guadalteba hace dos mil años.

Esta exposición se diseñó con motivo del XIII Día de la Comarca del Guadalteba, que este año se celebró en Cuevas del Becerro el pasado día 30 de octubre. A partir de entonces, la muestra se lleva de forma itinerante al resto de los municipios de la comarca. 

 Guadalteba Signos de Identidad

El miércoles, 11 de febrero del 2009, se inauguró la exposición "Guadalteba, signos de identidad". La exposición ha sido promovida por la asociación "Amigos de Guadalteba", la Diputación Provincial y las ocho concejalías de cultural de los ayuntamientos de la comarca.

El pasado sábado, día 20 de septiembre, se inauguró la exposición de fotos de Víctor J Galván García. La velada fue introducida por las cálidas palabras de la escritora cubana Dulce Marlene Pullés Méndez que leyó un texto sobre Ardales.

Donde crecen los pechos

Relato sobre Ardales

Donde crecen los pechos en la Sierra, allí, está Ardales, con sus casi 3.000 habitantes.

A quien desee conocer este antiquísimo pueblo fachado en árabe, tiene que ascender sus angostas cuestas y dejar tras de sí, la plaza y el Ayuntamiento. Un necesario descanso sugiere al visitante, además del sumo cuidado en su escalada, porque no hay límites precisos; ya que el único paso es compartido en feliz convivencia con los transeúntes y la correría de los carros o coches en buen ardaleño.

Ardales, católico por excelencia, parece sonreír desde lo alto del Cerro con la más sutil ironía con un cielo generalmente grisáceo. Aurora y alba, sol y luna, son síntesis de la belleza en la cimera y es que este saludo matinal para sus pobladores, es como un largo beso cuando despiertan los pechos en el anuncio de un nuevo día, que no es más que una confirmación de existencia donde la misa y la oración acunan el espíritu de la Iglesia.

La Virgen de Villaverde, rituada en el Pantano, es la patrona del poblado; ella descansa en la Iglesia de Los Remedios, justo a un costado de la Peña del Castillo, desde aquí el panorama atisbado es quieto y abrasador: tan sólo con una rápida mirada captas toda la atmósfera árabe medieval cuando contemplas por debajo del cielo y a lo lejos un gigantesco techado de tejas y rejas y la vida en movimiento de sus nobles pobladores.

Pero esta vez el replicar de las campanas era toque de difunto y al escucharlas me imaginaba a Bernarda Alba en el reclamo de su duelo de honor y dolor por la muerte de Adela en aquella España convencionalista. También recordé a Hemingway, burlando el tiempo y la distancia. -Las campanas tocan por ti-. Y me sentí solidaria, a más del recuerdo de mi Amado Jorge, a quien le consagro el más bello altar en lo más íntimo de mi alma, donde bendigo su memoria.

La apodología en materia de tradición es fuerte en este pueblo, evidente en cada célula familiar: Paca la Cabrera, Frasquita, María la Pura, Miguel Policía, Andrés Quinientos, Chocho Paca, Los Carriones, Paco el Gato y la Cascabulla son nombres ya comunes en mi andar por el Llanete, donde Salvadora Carrión, de 88 años, revive en su casa una nueva ilusión de los momentos del pasado: ayer y hoy se conjugan en alegría y nostalgia; es como una nube de recuerdos que en fina lluvia deshilachada cae en sus manos y en su mente.

Hoy no hubo comunión en la Villa, pero asistimos a misa en la Iglesia de los Remedios para dar el pésame a los familiares de Fernando, el padre de Rosario, la tendera del Llanete. Así que Salvadora, inquieta y perpleja como siempre, fue la primera en subir el pecho que destinaba a la Iglesia, cuyas puertas aún estaban cerradas.

Una hora nos separaba de la apertura del último adiós a este vecino que hizo girar a toda la ciudad.

Llegado el momento esperado por todos los asistentes, ocupamos dos asientos en los bancos de atrás, desde donde apenas era perceptible la imagen de la Virgen de Villaverde que centraba la capilla.

…Y cuando se encendieron todas las luces del recinto religioso, ya no cabía ni un alma más en el mismo. Mil abanicos de diferentes tamaños y colores refrescaban en armonía el ambiente, incluyendo el mío que sin temor a equívocos creo que sumaba el mil uno.

Un silencioso murmullo se arropaba en la Iglesia y de todos los rincones hincaban en mí el centellear de los comentarios: era la única negra que se sumaba también al dolor compartido. Yo permanecía ensimismada en mi dolor sin fondo y ni las insinuosas miradas, ni el qué dirán la gente en el encierro de ese correveidile por mi presencia, eran motivos de preocupación en mí, pues de cualquier manera que le buscaran la punta, yo estaba muy bien vestida y rivalidaba con las más del poblado: Exhibía una fina y blanca blusa bordada que Salvadora me había sugerido; ella conocía muy bien de estos encuentros sociales en Ardales, que en esta ocasión tenía como clímax la entrada del difunto.

Al fin, ya todos me conocían, hasta el cura que se esforzaba en la preparación de la misa, en los más retocados detalles propios de tal función ceremonial.

A las siete de la tarde entró por el portón la caja con el difunto, detrás los familiares en andas, cargados de flores, se encaminaban tristemente a la capilla del altar. Y una enorme hilera en ronda, cola como decimos en buen cubano, sale por el lateral derecho y cada cual daba el pésame con un ligero asentamiento de cabeza. -Era toda una sinfonía silenciosa cuyas notas se escuchaban con el corazón. Luego, la cola se iba retirando por el lado izquierdo; parecía cerrarse en un gran círculo de tristeza con la cual hasta el más insensible quedaba atrapado ante la pena familiar.

… Pero esta vez Salvadora fue la última en dar el pésame y la última en retirarse de la Iglesia.

¡Qué descanses en paz, Fernando! – dijo el cura, cuando ya había tomado la sangre de Cristo y la Hostia.

Dulce Marlene Pullés Méndez

Licenciada cubana en Español-literatura-lingüística.

"Llover sobre mojado”

Exposición fotográfica

Valoración de la obra

Llover sobre mojado es la primera muestra fotográfica del autor Víctor F. Galván García en su condición de aficionado, cuya intención sin vuelos altos, nos acerca noblemente al mundo de las imágenes de una forma original y creadora.

La muestra de más de 60 fotos de 20 x 30 y de 30 x 45 cm. es presa de sensibilidad y sencillez, de lo individual y lo colectivo, en las cuales la mirada larga del autor captó con amor al hombre en interacción con su medio ambiente, así como la flora y la fauna. Las imágenes reflejan todo la sazón de vida de la naturaleza aliñada en sus manos y en su mirada.

Acogemos la exposición “Llover sobre mojado” con gran entusiasmo, ya que en su esencia el tema de la cotidianidad de la vida nos la revela el autor con toda su pasión, su conocimiento y experiencia del corazón humano. Sin dudas, cuando fructifique su obra, nos iluminará con su talento, teniendo en cuenta que en esta muestra el influjo del artista se coloca a la altura de nuestra época, donde la fuerza de los vínculos hombre-sociedad nos la entrega con toda su pujanza: desde la gaviota que vuela serena en medio del azulísimo mar sin saber tal vez a dónde ir; o la esperanza que camina en silla de ruedas en busca de un milagro; o la vivencia de la infancia dada en algunos rostros caribeños, simuladores del optimismo por un mundo mejor; o lo real-maravilloso en este siglo apreciado en el contexto chamánico en la región de Venezuela, cuyo barroquismo telúrico abre puertas la confirmación en la obra de Alejo Carpentier; o cuando aborda el tema de la industria del petróleo en el que se sincretizan necesidad y belleza natural en medio del colapso que sufre la naturaleza; son verdaderas imágenes que nos convidan a la reflexión.

“Llover sobre mojado”, es eco de campanas de imágenes nítidas que anidan secretamente una misteriosa intimidad del autor que habla directamente a nuestros corazones y que desnuda todo el hechizo actual del hombre en acción directa con la naturaleza.

Víctor Galván García, lleno de magia sugestiva, evoca con el título de su exposición a nuestro Silvio Rodríguez, cantautor cubano de talla universal, y, en su forma de saber igualmente, apreciamos pero en metáforas de imágenes el valor artístico de este joven que aún quiere llover sobre mojado.

¡Muchas gracias!

Dulce Marlene Pullés Méndez. Cuba
Licenciada Español-literatura-lingüística.
Ardales, 20 de Septiembre de 2008

Dulce Marlene Pullés Méndez, cubana de pura cepa, nació un primero de enero.

Licenciada en español-literatura-lingüística, profesora universitaria y de la enseñanza media superior por más de 25 años en la Universidad de La Habana.

Es poeta-declamadora. Su obra poética ha sido publicada en revistas nacionales e internacionales, así como publicaciones de folletos poéticos. Es colaboradora cultural de la Casa del Caribe en Santiago de Cuba y de la Casa de la Cultura en el municipio de Diez de Octubre.

Es escultora de la madera preciosa y muchas veces su poesía nace de la madera o la escultura inspira la poesía.

Ha participado en eventos y festivales de poesía nacionales e internacionales.

Víctor Galván García, natural de Sevilla, de 37 años de edad y nieto de Ardales por la parte que corresponde a sus abuelos.

Es ingeniero químico o de petróleo como dicen ellos, fotógrafo aficionado y trotamundillos.

Actualmente trabaja la mitad del año en Nigeria y el resto del año vive donde lo dejan los aviones y es bien recibido.

Ardales a 22 de Julio de 2008